Mensajes a gran escala

Coni Panizza es muralista. Comenzó su carrera artística como maquilladora, pero su ser inquieto y curioso la llevó a descubrir su verdadera pasión: la pintura en grandes superficies. Desde entonces, su arte embellece espacios privados y públicos, y su proyecto es “seguir pintando murales más y más grandes en diferentes lugares del mundo”.

“El arte es mi terapia. Me hace bien.
Es como mi forma de meditar y vivir el momento. Sumándole la satisfacción que se siente cuando veo la obra terminada”.

BM- ¿Cuándo fue tu acercamiento con el arte?
CP
– Estudie administración de empresas y diseño gráfico. Sin embargo, siempre estuve cerca del arte porque mi mamá es artista. Desde chiquita, en las mesas de mi casa había lienzos y pinceles. Comencé pintando comohobby hasta que descubrí que quería dedicarme al arte: fui maquilladora de novias, después empecé a hacer maquillaje artístico y llego un momento en el que me di cuenta de que me era mucho más placentero pintar lienzos o paredes que caras.

BM- ¿Qué te motivó para inclinarte por el muralismo?
CP
– Empecé a hacer cuadros cada vez más grandes y encontré un gran disfrute en pintar a grandes escalas. Claro que tuve que investigar de qué se trataba y qué técnicas usar para poder llevar una imagen a gran escala. Mi primer mural lo hice en el cuarto de uno de mis hijos y quedé sorprendida por cómo quedó. Desde entonces, no paré.

BM- ¿Qué es lo que más te seduce hoy de esta forma de expresión?
CP
– Si hay algo que me da placer y satisfacción es poder dejar un mensaje de conciencia en los murales que pinto en la vía pública. 

“No me considero de esos artistas que son críticos y no suelen estar conformes con sus obras, pero soy muy autoexigente y hasta que no me encante la obra, no la doy por terminada”.

El Top 3 de Coni Panizza

Retrato en blanco y negro
de 50x70cm, en Acrílico. “Creo que es mi obra favorita. Disfruté mucho pintar esa pared”.
“Explosión de libertad”,
obra seleccionada en el concurso Lado D, organizado en 2019 por el shopping Dot Baires.
Mural contra la violencia de género
de 30x3 metros pintado en José C. Paz junto a @Acuamanprendes.

BM- ¿Cuál es la clave para interpretar lo que el cliente quiere? 
CP
– Siempre suelo pedir imágenes de referencia para saber cuál es el estilo que están buscando.

BM- ¿Cómo surge la inspiración?
CP
– No sé (ríe). Una vez que me plantean la idea, la dejo en mi cabeza y voy pensándola. No siempre la saco enseguida, a veces me lleva varios días o semanas resolverla. Me ayuda bastante ponerme a buscar imágenes en algún banco y armar como si fuera un collage digital. 

BM- ¿Qué es lo que más disfrutás del quehacer artístico?
CP- Disfruto muchísimo el momento de pintar. Me  pongo música, y somos la pared y yo. Nada más existe. Me encanta pintar  con las manos y poder sentir la textura de la pared en los dedos; investigar y crear con materiales y técnicas nuevas. Me intriga lo desconocido, me encanta probar y probar hasta lograr lo que imaginé.

BM- ¿Cómo proyectás tu carrera artística?
CP-
No me gusta planificar mucho. Soy muy de ir viendo y cambiando sobre la marcha. Por el momento me gustaría seguir pintando murales más y más grandes en diferentes lugares del mundo. Entiendo que es un trabajo muy físico y que en algún momento mi cuerpo dirá basta. Llegado ese momento, imagino que retomaré los lienzos, no lo sé.

Mega mural en tela:
Escenografía de 50x5.5 metros pintada íntegramente con Pintura para tela Eternapara un programa de TV.

Aprovechá a seguir leyendo sobre muralismo