Pintar un mural
en casa

Renata Würschmidt, una artista que ama intervenir objetos y paredes con estilo propio lleno de colores vibrantes, comparte sus mejores prácticas y consejos a la hora de realizar un mural en casa. Para que te animes a lo grande.

1. Paleta de colores

Para mí es lo más importante y puede depender de varias cosas, por ejemplo, del diseño.
Los ambientes ayudan a definir colores, no es lo mismo hacer un muro de una cocina que hacer el de un dormitorio de bebé.
Si no hay una idea previa de qué figura o diseño tendrá el mural, definir la paleta de colores puede ayudar a orientarlo, porque luego la composición será más agradable a los ojos.

TIP: Si les da miedo e incertidumbre elegir una paleta, los neutros (como grises, blancos, tostados) siempre son una buena opción; no hay chance de fallar. Más allá de la selección, aconsejo siempre complementar con blanco y negro para tener opción a trabajar tonalidades.

2. Boceto

Particularmente no trabajo con bocetos previos y voy directamente a la pared a hacer la composición, pero se debe a que para mí lo más importante son los colores y no las formas (las voy buscando a partir de los colores y en función de los contrastes que necesite hacer). Como sé que esto puede ser difícil, recomiendo hacer un boceto a escala (un modo simple es hacerlo es con una cuadrícula para ayudarnos a delimitar cada elemento en cada uno de los espacios).

TIP: En un boceto, además, es más fácil definir y corregir la superposición y composición de los colores hasta encontrar la armonía visual.

3. Preparación de la pared

A veces se cree que la pared necesita tratamientos previos, pero se puede directamente comenzar a pintar sin necesidad de darle un color uniforme, porque claramente va a ser pintada con el mural. Salvo en los casos en los que haya humedad o descascarado, que ameritan solución previa.

TIP: Si necesitás cubrir algunas zonas y delimitar, recomiendo la cinta de enmascarar azul (pega menos y descascara menos la pared).

¡Sumen arte y colores a sus casas!
¡Los colores sanan y nos dan alegría!

4. Materiales

Bandejas plásticas o telgopor, latas o vasos con agua. Pinceletas de varios tamaños (los chatos son los más cómodos), recomiendo tener por lo menos un pincel por color a utilizar otros para detalles. Cubrir el piso con papeles o plásticos y usar ropa ¡apta para ser manchada!

TIP: Cada pote de 250 cc de pintura cubre aproximadamente 4 m2. Esto sirve de referencia para la cantidad de pintura que vas a necesitar.

5. Manos a la obra

Ahora que ya está todo listo para avanzar, tené a mano estos consejos:

Trasladá el boceto a la pared con la tiza clara o lápiz (me gusta la tiza porque con un trapito húmedo es fácil corregir), usala suavemente.  Dependiendo de la paleta elegida, es preferible usar primero los tonos que cubren menos y después los que cubren más. Cuando los colores se mezclan con blanco (pasteles) cubren más:  el blanco es bastante cubritivo.

Trabajá la pintura con una consistencia media: ni muy espesa ni muy líquida, y aplicá capas finitas (es mejor hacer varias a querer cubrir todo de una vez).

El clima y la humedad van a influir mucho en el tiempo de secado de la pintura; siempre asegurate de que la capa esté bien seca antes de aplicar otra para no barrer el color que está debajo.

Mucha gente que alquila no se anima a pintar murales en la casa. Siempre les digo ¡háganlo! Después es posible pintar con color liso la pared o hablar con el dueño (a quien quizás le encante y quiera preservarlo). ¡¡¡Mucha suerte!!!

@renatawur

Mendoza- Argentina

Please wait...