Tarro con aires de campo

Otra creación de Mariela Larroza es nuevamente protagonista de esta sección en la que un objeto aparentemente en desuso se transforma.

En esta oportunidad, el tarro con aires de campo nació del encargo de un cliente. Desde Guardamonte (Entre Ríos) su autora confiesa:
“Soy una apasionada de las artesanías. Me gusta dar nuevas oportunidades a cualquier material o soporte, es mi pasión. Me involucro mucho con cada cliente que llega con un pedido y, a la vez, entiendo que es un desafío nuevo: cada proyecto tiene sus colores y fue pensado para una determinada ubicación en el espacio. Eso tiene que ser armonioso”.

Antes
Después

Limpiar la superficie es lo primero. Como es un tacho de aluminio antiguo, Mariela lo hizo con agua y detergente para sacar bien las manchas. Luego, pintó con una Base Acrílica Blanco de Titanio para que el diseño y los colores posteriores se destaquen más. “Me gustan mucho los Acrílicos metalizados, por eso, para la intervención general del tarro mezclé 106. Oro Ducado y 110. Cobre”.

“Los materiales Eterna tienen colores vibrantes y son muy resistentes al paso del tiempo en cada pieza que intervengo.
Como vivo en una zona rural, aprovecho cada escapada a la ciudad para conseguir mis materiales y colores preferidos”.

A continuación, Mariela realizó la transferencia de una flor estilo vintage sobre la cual intervino a mano alzada con acrílico decorativo premium “La flor la pinté con color 38. Rosado, 19. Durazno, 20. Coral y 85. Tierra Siena Tostado, siempre cuidando que haya armonía en lo que quiero mostrar”.

¿Un plus? El pajarito de la tapa lo modeló con porcelana fría.
Por último, protegió el trabajo con barniz poliuretánico.

Colonia Productiva Guardamonte, Entre Ríos.