Mejorar tus trazos con Dimensional

Como muchas destrezas en el arte decorativo, la práctica es el mejor camino hacia los resultados óptimos. Desde nuestra experiencia, te aportamos estos consejos para que los vayas aplicando.

1

Las ventajas del pico dosificador

El envase de esta pintura acrílica espesa es esencial para generar trazos o puntos con volumen. El pico debe estar limpio al igual que su embudo, en donde  se genera la presión suficiente para dosificar el producto. Ahora, el material de nuestros envases es más flexible para que sea más fácil de usar y puedas mantener más tiempo la presión pareja que requieren tus trazos.

2

Clave de limpieza

Cada vez que termines de usar el producto, lavá el exterior del pico con agua tibia y jabón, quitá el aire que haya quedado en el embudo. Antes de usarlo la próxima vez pasá una aguja por el orificio del pico para eliminar restos secos de producto.

3

Ir y volver

Para finalizar una línea de manera prolija te sugerimos que, al llegar al final, vuelvas unos milímetros sobre tu propio trazo. De esta manera quedará redondeada y con la carga pareja.

4

Desafío: Pulso

Una vez que hayas cobrado confianza y práctica con el dimensional, podés realizar dibujos manteniendo un hilo de producto  a varios centímetros de la superficie. La idea es que vayas guiando el hilo de dimensional a medida que se apoya sobre la superficie de tu trabajo. El resultado serán trazos mucho más fluidos.

5

¿Y si hay que corregir?

¿Te pasaste o quedó desprolijo? No te preocupes: antes de que seque el producto, humedecé las cerdas de un pincel en agua y levantá el producto de la zona. Dejá secar y volvé a intentar.

Please wait...