Aerografía como instrumento de comunión

La aerografía como instrumento de comunión

“Un espacio pensado para promover el arte como instrumento transformador del mundo y acercar esta técnica a toda la comunidad rionegrina”

En 2007, Alejandro Attem se acercó por primera vez a la aerografía cuando los médicos le indicaron iniciar alguna actividad terapéutica. Nunca más la abandonó. Al contrario, motivado por su experiencia personal, en 2010 inauguró en Bariloche, su ciudad natal, Aerografías Migra: “un espacio pensado para promover el arte como instrumento transformador del mundo y acercar esta técnica a toda la comunidad rionegrina”, tal como su creador la presenta.  

Tiempo después se sumó al proyecto como instructor Franco Castillo, un artista local que comparte también su experiencia y conocimiento con los estudiantes de todas las edades que asisten a los talleres y seminarios que dictan en distintas locaciones.

“Despacio, pero a paso firme, Aerografías Migra fue creciendo y hoy es un espacio de comunión y aprendizaje donde los asistentes comparten no solo la pasión por la pintura, sino también sus experiencias, ya que algunas personas se acercan con la idea de encontrar una actividad que les permita expresarse, sacar su parte creativa”, describe Attem. 

Precisamente para esos casos desarrollaron un programa de becas que les permite acompañar, integrar y estimular a niños y jóvenes con dificultades para la socialización. “Es asombroso ver cómo gracias a esta actividad logran relacionarse y ganar más confianza en sí mismos”, se emociona Attem.

Alentados por estos resultados, los integrantes de Aerografías Migra trabajan en un nuevo proyecto para el año próximo: sumar herramientas y recursos a sus capacitaciones que les permitan a los estudiantes generarse una alternativa laboral aprovechando la versatilidad de esta técnica.

“La aerografía es una herramienta que va más allá de lo artístico. Es también una posible salida laboral donde la pasión se reúne con la constancia. Un camino accesible para cualquier persona que, como cualquier disciplina artística, permite crear, crecer y conocer”.

En mayo, Aerografías Migra organizó su primera muestra interactiva de arte con aerógrafo que contó con una alta participación de jóvenes de escuelas técnicas de Bariloche y de localidades cercanas que pudieron practicar esta habilidad con la ayuda de instructores experimentados. “También se sumaron turistas de Alemania, Francia, Holanda, Inglaterra y Brasil, lo cual generó un intercambio entre diferentes culturas muy significativo”, destaca Alejandro Attem y afirma que ya están planificando próximas ediciones, incluso en otras provincias de la región.

aerografia-instrumento-de-comunion10

“Estamos muy contentos de saber que la línea de pinturas para aerografía Custom Art se desarrolla en nuestro país.
Son pinturas muy versátiles y de nivel internacional, con una muy amplia gama de colores. Nos ayudan mucho en los trabajos que realizamos y en los cursos que dictamos”

¿Querés conocer más sobre la técnica?

Aprovechá estos recursos.

El Aerógrafo: del desprecio al merecido reconocimiento

Aerografía: Guía Inicial