Generar texturas
con recursos caseros

Dicen que la creatividad se luce el doble cuando el quehacer se resuelve con lo que tenemos a mano. Aquí, algunos elementos cotidianos que se transformaron en aliados para dejar huellas en la pintura… en algunos casos, por añadidura de material; en otros, por retirarlo.
¿Cuáles más se  te ocurren?

Sobre una capa fresca de Acrílico decorativo Premium 03. Amarillo de Nápoles, el filo de una tarjeta de crédito permitió generar surcos que dejan entrever el fondo azul. Los punteados laterales son pequeños sellos realizados con las puntas de un peine súper grueso cargadas con 17. Anaranjado.

La tapa de un pote de pintura Eterna generó estas marcas en el Acrílico 65. Verde Inglés Claro, cuando aún estaba fresco. En los márgenes la trama se logró con el mismo color, pero sellando con una bolsa de calabaza.

El pluriball es ¡divino! (además de usarlo para explotar sus pelotitas). Es un hermoso recurso para generar esta trama en 22. Bermellón; al principio luce bien cargada, luego se va deformando cuando se queda sin pintura.

Bolsa o retazo de Nylon. Un bollito bien irregular, ideal para hacer un ponceado. En este caso es un mix de colores: 13. Amarillo de Cadmio y 78. Ocre.

Please wait...