Detalles que renuevan la cocina

“Amo los objetos que tienen historia y que, pasado un tiempo, pueden resignificarse”, confiesa María Marta Vidas, autora de la transformación de un viejo frasco que tenía en su casa como “contenedor de todo”.

María Marta se decidió quitarle ese mote reciclándolo para que tenga un lugar de mayor protagonismo en su hogar.

Florero_antes
Antes
Florero_despues
Después

En primer lugar,  recomienda lavar el frasco con agua y detergente luego pasar un paño con alcohol a la superficie. Con una esponja, darle una primera mano de Pintura mate ChalkPaint color Blanco Nieve (01) y, para una segunda mano, sí usar un pincel.

Cuando está seca la pieza aplicar dos manos de Barniz Poliuretánico para lograr el brillo característico del enlozado.  Recortar una imagen (María Marta utilizó una lámina de folex) y aplicarle una capa muy delgada de Adhesivo Multipropósito. Esperar una hora para que tenga el punto mordiente ideal y pegarla sobre uno de los lados del frasco. “Para que el dibujo se adhiera correctamente, hice presión sobre la lámina con el mango de un cuchillo”, recuerda María Marta.

Por último, con Acrílico Negro (99) y Siena (85) pintar unas manchas imitando “las cachaduras” que tiene el enlozado cuando se sale. “Es muy importante que este paso se haga a lo último pues estas manchas no tienen que tener el brillo del resto de la pieza”, sugiere María Marta.

Uso Eterna porque el poder cubritivo de sus pinturas es excelente.

María Marta Vidas, Mar del Plata, Pcia. de Buenos Aires

“Mi lugar en el mundo es estar cerca del mar”, cuenta María Marta, quien pasa su tiempo libre en actividades que la conectan con la creatividad en todos sus aspectos. Es actriz y dramaturga. También se define como “buscadora incesante de ideas nuevas para decorar ambientes”. Desde ese lugar creativo diseña objetos y recicla cosas para resignificar su vida útil.

Please wait...