Un desgastado
perfecto

El desgastado es la técnica ideal para simular el descascarado de la pintura por el paso del tiempo sobre muebles, objetos decorativos o diferentes superficies.
Según explica Marité Álvarez, profesora del staff Eterna, “la clave está en aplicar entre capa y capa de pintura al agua una base grasosa que evite su adherencia y nos permita, luego, levantarla fácilmente con una lija”.

Mientras se predispone a compartir el procedimiento para realizar un desgastado exitoso, Marité aclara: “generalmente, esta técnica se hace sobre muebles y objetos de madera, sin embargo, también se puede representar sobre elementos metálicos o plásticos”.

1.

Sobre una base de color hecha con Acrílicos Decorativos, Chalk Paint u otra pintura al agua Eterna, aplicá Cera CKP Incolora con pincel de cerda en las zonas donde se quiere lograr el efecto. Dejar orear un rato.

2.

Pintá toda la superficie con otro color de pintura al agua que contraste. Dejá secar naturalmente.

3.

Con la pintura bien seca, pasá una lija media (gramaje 150/180) en las zonas donde se aplicó previamente la cera.
Ojo: si dejás secar varios días te costará más realizar este paso.

4.

Frotá las zonas desgastadas con un rollito de acero (virulana) para terminar de levantar la pintura. Quitar el polvillo con un trapito.

5.

Si querés sumar capas de color, repetí los pasos previos. Para acentuar ese aspecto envejecido y proteger el trabajo, aplicá Cera CKP Tonalizado Suave o Tonalizado Intenso y, antes de que seque, trapeá intensamente con un retazo de tela de algodón. Atención: si buscás una terminación brillante, podés usar Barniz General o Laca Incolora.

Si trabajás sobre madera, podés teñirla con los Tonalizadores Eterna antes de aplicar el producto graso.

Poné en práctica lo aprendido con este proyecto:

Aprendé fácilmente las diferencias entre el Desgastado y las técnicas llamadas decapado y decapé:

Please wait...