Realizar diseños con Pouring

Realizar diseños
con Pouring

Una vez que dominás los pasos básicos de la técnica del arte fluido, aparece el verdadero juego creativo: experimentar con objetos que modifiquen los resultados del diseño. Karina Aguirre especialista en la técnica, comparte algunos recursos para potenciar tus creaciones.

1. Aprovechar el material

Las realizaciones con Pouring requieren una gran cantidad de pintura porque su lógica se sirve del volcado y deslizamiento sobre una superficie. Un recurso interesante, que además permite realizar dobles intervenciones, es interponer algún objeto más pequeño entre el bastidor o madera de destino y el volcado de la pintura. “Utilicé macetas, cubos, bastidores más pequeños y envases de distintas formas y tamaños, siempre con la idea de reutilizar la pintura que va cayendo por los bordes y que –a su vez– genera distintos motivos según cómo cae”, explica Karina. De esta manera, podés trabajar el diseño de tu pouring sobre el bastidor, mientras intervenís el objeto que interponés con la misma técnica.

2. Características de los objetos

Por el efecto cascada con que se trabaja, al punto de apoyo del objeto que coloques sobre tu bastidor no le llegará la pintura. Esta es una variable importante para considerar. Con una maceta o taza no habrá problemas porque podés intervenir a mano los bordes o dejarlos libres, pero si interponés una esfera, por ejemplo, la zona de apoyo y un área a su alrededor quedarán sin cubrir. “En esas zonas, te recomiendo evitar el arrastre de la pintura porque se pueden generar mezclas sucias. Es mejor inclinar o agregar más pintura pura si falta”.

3. Experimentar sobre el volcado

Cuando el acrílico fluido está sobre la superficie, es posible acompañar el deslizamiento de la pintura con distintos elementos que modifiquen la secuencia de pintura según su forma. Aquí entra en juego la creatividad para elegir los de uso cotidiano como espátulas de distintos diseños, peines, tenedores, trozos de acetato o de papel húmedo, hilos embebidos en pintura de otro color que se deslizan sobre la pintura fresca… “Todo elemento con el que puedas deslizar la pintura es válido para generar distintos efectos y diseños que siempre son únicos”, comparte.

4. Reservas o zonas limpias

Parte del diseño sobre una superficie puede ser dejar un área sin intervenir. Para lograrlo, Karina recomienza utilizar un papel tipo contact o cinta de papel que, a diferencia de otras técnicas, se retiran una vez que la pintura está seca (porque esta técnica utiliza una gran cantidad de material). En los bordes de estas zonas es posible que debas efectuar algún retoque porque puede filtrar un poquito por debajo.