Moldear con Porcelana Fría

Moldear con
Porcelana Fría

Existe una amplia variedad de moldes, sellos y recursos caseros de los que podés valerte para crear tus propios apliques, colgantes y adornos de Porcelana Fría o bien, usarlos para decorar objetos o integrarlos en proyectos. Leé estos cinco consejos y animate.


Trabajo realizado por la Prof. Cecilia Aguayo

Además de asegurarte de que la superficie donde vayas a manipular la porcelana esté 100 % limpia (al igual que tus manos y las herramientas a utilizar), es necesario espolvorearla con maicena o bien rociar un poco de aceite en aerosol para evitar que se pegue.

1

Ahora sí: sacá del envase solamente el trozo de Porcelana Fría que vayas a utilizar. El resto es importante cubrirlo nuevamente con el film y guardar en el paquete cuidando que este quede bien cerrado para evitar que le entre aire y se seque el producto.

2

Amasá un poco la porcelana con las manos o en la mesa de trabajo para ablandarla y lograr que esté bien maleable al momento de moldearla.

3

Untá el molde comprado o casero que hayas elegido con aceite de cocina en aerosol o  aceite para bebés antes de colocar la masa. También podés espolvorearlo con maicena.

4

Tomá la cantidad de porcelana necesaria y  colocala en el molde ejerciendo una leve presión hacia adentro para que lo cubra en su totalidad y tome la forma deseada. Luego, marcá bien los contornos y retirá los sobrantes.

5

Desmoldá inmediatamente levantando primero los bordes con cuidado y sin ejercer presión.  Corregí lo que sea necesario.

Dato extra:
Para moldes grandes o profundos, la profesora Mónica Pérez Aguera propone dejarlos un rato en el freezer con la porcelana ya colocada “para que –con el frío– la pieza tome más firmeza y se desmolde con mayor facilidad”.

Recordá que el pegado sobre cualquier superficie –madera, lata, vidrio, plástico o entre piezas de porcelana– se realiza cuando la masa aún está fresca porque adhiere mucho mejor. Es más, si hacés etiquetas, por ejemplo, vas a poder darles la forma del objeto.

“Si vas a preparar colgantes, es conveniente hacer los orificios para pasar un hilo con las piezas aún frescas. Podes usar un palillo o palito de brochette. Acordate de repetir a medida que se va secando la pieza porque la porcelana tiende a reducirse”, explica la profesora Cecilia Aguayo.

“Las figuras planas tienden a arquearse mientras se secan, por lo cual es conveniente esperar unas horas y colocarles algún peso encima hasta que sequen totalmente”, alerta la profesora Marité Álvarez.

La Porcelana Fría Plástika tiene un blanco perfecto para que vos la tiñas con los pigmentos durante el amasado o bien la pintes una vez seca con Acrílico Decorativo Premium, Chalk Paint o Esmalte Acrílico al Agua. Incluso, podes realizar pátinas, craquelados y cualquier efecto de arte decorativo sobre estas piezas. Ya te daremos más detalles.

Agradecemos el asesoramiento de las profesoras Cecilia Aguayo, Marité Álvarez y Mónica Pérez Aguera.

NOVEDAD

Eterna sumó a su línea Plástika el Barniz para Porcelana Fría en versiones satinado y brillante.
¡Conocelos!