Mesas
que cobran vida

Las mesas de madera, algo dañadas, llegaron a Gabriela Mercante de manos de una clienta que tenía una “idea definida” y que podía concretarse combinando distintos elementos.

Las piezas están hechas de distintos materiales, por lo tanto, Gabriela lijó las superficies y las desengrasó con alcohol, en primer lugar. Luego, a la mesa con superficie de fórmica le aplicó base de adherencia y dejó secar de un día para el otro.

Antes
Después

“Las mesas que llevan sectores dorados las trabajé previamente con dos manos de acrílico premium rojo óxido (30), y las dejé secar entre una y otra aplicación. Luego, les di dos manos de goma laca incolora con purpurina Oro Rico Brillante. Este material es solvente y una excelente protección a prueba de humedad”, detalla Gabriela.

A continuación, Gabriela aplicó dos manos de acrílico decorativo premium verde country (66) sobre las tablas de apoyo. Por último, realizó un falso decapado sobre este color para simular el paso del tiempo. Para ello, mezcló  acrílico decorativo premium oro antiguo (108) y oro rico (105) con la misión de obtener un tono similar al de la  purpurina; y lo aplicó con breves toques de espátula en algunas zonas. En el bajo de una de las mesas redondas compuso un detalle ornamental con esténcil y esponja. Por último, protegió las tablas con dos manos de barniz poliuretánico.

Gabriela Mercante

Bella Vista, Corrientes

Profesora y especialista en reciclado de muebles

Please wait...