herminia
por
Herminia Devoto

HOY...

La emoción como musa inspiradora

El valor personal y afectivo de un mueble u objeto heredado es directamente proporcional al lugar que ocupa en nuestra memoria y a los recuerdos que nos despierta. Sentimientos que, sin duda, debemos contemplar al momento de restaurarlos o reciclarlos.

Mesita-francesa01
Antes
Mesita-francesa03
Después

Mi reciente experiencia fue con una mesita francesa de noche estilo Luis XV de madera lustrada con patas cabriolé: una joya de mi abuela que me acompaña desde siempre y me recuerda a ella y a su gusto por la decoración francesa tan presente en su casa. Mi abuela adoraba el estilo Rococó—mucho más recargado que su antecesor, el Barroco—, con sus característicos  colores pasteles, los capitoné,  cortinados de raso ornamentados y la lámpara chandelier que colgaba del techo. Predominaban las curvas en patas y brazos de sillones, en cómodas y en consolas, también la madera dorada con adornos en incrustación hechos en nácar, conchas, marfil, cobre o estaño. 

Hoy la uso como mi mesa de noche, integrada al resto de la decoración de mi cuarto que es más contemporánea, con una mezcla de estilos en la que me siento cómoda porque refleja mi personalidad.

Tiene capas y capas de pintura, porque cuando el estilo Shabby Chic se impuso, la pinté de blanco y le hice un decapado. Después de unos años, cuando salió al mercado la línea de Pinturas Chalk Paint de Eterna, me maravillé con su paleta de colores y elegí darle tonos más contrastantes.  Ahora, incentivada por los nuevos colores de esta pintura a la tiza, decidí renovarla una vez más.

Junto a Lidia González Varela encaramos esa tarea que implicó un gran trabajo de lijado para quitar las capas de pintura que tenía la mesa. Luego de una mano de Base Acrílica Blanco, pintó combinando Chalk Paint N°.19 Damasco con N°.85 Siena y con N°.01 Nieve. Pero lo más increíble fue cómo Lidia renovó los herrajes originales de los cajones y las patas, uno por uno, con las Chalk Paint Nº30. Óxido (como base), N°.110 Cobre y N°.105 Oro Rico mezclados para lograr un dorado viejo.

El resultado: nueva vida para esta mesita tan especial que, al igual que los recuerdos de mi abuela, me sigue acompañando.

“En Manos a la Obra nos apasiona reciclar y renovar muebles.
Aprendí mucho con la clase de Lidia”

Herminia Devoto.

Please wait...