Una ventana de demolición
¡como nueva!

Los nuevos colores Chalk Paint son los protagonistas de esta transformación tremenda que hizo Gabriela Mercante: la estructura única de una vieja ventana cobra otra dimensión con el juego de colores engamados.

  • Chalk Paint: 27. Sandía, 59. Morado Claro, 182. Rosa Flúo
  • Barniz CKP

Herramientas & Otros materiales:

Cepillo de alambre, Lijas (100, 150 y 180), Trapos, Espátula, Guantes, Pistola de calor (o removedor en gel).
3 Pinceletas.

 

1. PREPARAR LA MADERA y PINTAR LA BASE.

Los objetos de demolición tienen buenos materiales y estructuras curiosas, pero solemos encontrarlos en muy mal estado. Aunque las Chalk Paint no requieren preparación previa del material a pintar, este objeto planteó un desafío inicial: por lo añejo de su pintura y el estado de algunas partes.

¿Pistola de calor?
Es una herramienta amiga de la restauración (aunque también se utiliza en otras técnicas del arte decorativo), sirve para levantar rápidamente las viejas y múltiples capas de pintura.

2.DIFERENCIAR COLORES CON EFECTOS.

Sobre la base de color Sandía, Gabi segmentó la intervención de la ventana en dos sectores: en los paños que contienen los vidrios y el interior de los postigos realizó un desgastado y en el frente de los postigos un degradé dentro de la tonalidad.

¡Es tendencia!
El efecto ombré es el nombre de la técnica popularmente conocida como degradé. En este proyecto, Gabi realizó el pasaje de color con tres colores: Morado, Sandía y Rosa Flúo.

Gabriela Mercante

Es profesora de técnicas de arte decorativo en su propio taller: “lugar de Arte” en la provincia de Corrientes.

NIVEL DE DIFICULTAD
¿Cuál le asignás?

Principiante | Creativo |  Arriesgado

Please wait...
Please wait...