Pintura sobre bastidor

Pintura sobre Bastidor

Experiencias para animarse.

Salvador Dalí sostenía que “un verdadero artista no es el que se inspira, sino quien inspira a otros”. Con esa premisa, reunimos a cinco apasionados artistas de la Comunidad Eterna que, a través de sus vivencias y experiencias en el quehacer artístico, buscan motivar a quienes aún no se animan a desafiar el bastidor en blanco.

Tengo 47 años, soy artista, pintor autodidacta. Completé mi formación en distintos talleres de dibujo y pintura de grandes artistas como el dibujante Ignacio Noé y el pintor Gabriel Sainz.

Siempre pinté. Cuando somos chicos todos creamos y dibujamos, los niños y niñas son los artistas más sinceros. Yo, seguí hasta el día de hoy. Nunca paré.

Hoy disfruto pintar temas relacionados con la naturaleza, simplemente porque es donde me gusta estar.

Me inspiran las cosas que me hacen sentir algo: desde una planta hasta un perro que veo en la calle son un disparador para luego armar en el lienzo  alguna composición o, a veces, simplemente pintar lo que vi.

Lo fundamental al momento de pintar sobre bastidor es no tener miedo a ese blanco, a manchar, equivocarse y volver a empezar. 

“La pintura me dio esa sensibilidad que no encontré en otros medios”.

Tengo 59 años, soy dibujante y pintor. Desde los 10 años me apasioné por el dibujo gracias a mis maestros de la escuela y, después de los 18, por la pintura. Soy autodidacta, pero siempre me capacité a través de libros y de videos de grandes maestros. 

Mi portfolio es muy diverso, incluye surrealismo, desnudos, naturaleza, paisajes urbanos y retratos. Cuando comencé copiaba en lápiz a los grandes: Pablo Picasso, Vicente Forte, Leonardo Da Vinci. Después mis pinturas se basaron en mis gustos personales sobre diversos temas como la belleza, los sentimientos, la música, personalidades, etcétera. Hoy tengo muchos proyectos y no me encasillo, pinto desde retratos hasta autos clásicos, cantantes. También replico obras de grandes maestros con mi impronta.

Me inspira mirar fotografías, películas, muestras de arte, leer, buscar la armonía y el amor, así como trabajar cuando puedo en varios proyectos para no estancarme y evolucionar.

A quien no se anima a pintar sobre bastidor le diría que trabaje y experimente con diversas técnicas, que valore su esfuerzo más allá de los resultados y siga pintando, que lo mejor está por venir.

La desesperación de la Madre Tierra
La desesperación de la Madre Tierra
El Rancho
El Rancho
El Atardecer
El Atardecer

“Trabajo principalmente con acrílicos, también realizo obras con pasteles y óleos”.

Tengo 64 años y soy pintor paisajista. En el ambiente soy conocido como “el pintor del Delta”. Juan Carlos Moretti (escultor) y Rafael Palermo (restaurador) fueron mis maestros, ellos me inculcaron desde un principio la importancia de tomar contacto directo con la naturaleza.

En un comienzo, pintaba arriba de un bote a remo sujetado por los juncos de la costa de San Fernando. Actualmente, pinto desde mi “estudio flotante”: una lancha especialmente acondicionada donde tengo caballete, aguarrás, trementina, trapos, una caja de óleos y otra de Acrílicos Profesionales Eterna.

Es fundamental pintar al aire libre como lo hacían los impresionistas: el color toma su entera dimensión, los juegos de luces y sombras, el movimiento del sol que influye sobre el tema, el contacto con el aire que se respira en el momento de la ejecución… todo se siente en el trabajo final.  Muelles, vegetaciones, barcos, habitantes, reflejos en el agua conforman una temática exquisita para mí.

En el arte –llámese pintura, música, escritura– se comienzan a obtener logros con la perseverancia y el trabajo constante. El mejor ejemplo son los deportistas de alto rendimiento que, para llegar a sus objetivos, se entrenan. Si quieres ser un buen pintor, pues pinta.

Sendero Isleño
Sendero Isleño
Entrada al canal
Entrada al canal
Amarrado
Amarrado

“Eterna tiene productos de excelencia: cubritivos, con una viscosidad acorde a su función. Son muy recomendables”.

Tengo 43 años. Soy artista plástico y desde hace 5 meses viajo con mi familia por todo el país en motorhome, promoviendo el arte. Incluso, tenemos como proyecto ir desde la Patagonia hasta Alaska.

Me inicié como pintor a partir de la necesidad de darle mejor terminación y máxima personalización a las piezas de carpintería artística que hacía. Comencé con aerógrafo y luego pasé al pincel.

Fui evolucionando a partir de la práctica y el estudio, además de la permanente observación del trabajo de artistas que admiro.

Pinto generalmente realismo monocromático, aunque disfruto de todos los estilos.

Realizo trabajos a pedido y considero que la clave para interpretar el deseo del cliente está en un buen interrogatorio.

A quienes no se animan al bastidor les diría que a partir de una obra “arruinada” surge una mejor. La clave es pintar mucho.

Para pintar sobre el bastidor es fundamental trabajar con pinturas bien diluidas y lograr la intensidad de los tonos poco a poco. Alejarse de la obra y mirarla para saber si falta o si ya se logró lo que se buscaba.  

El día que mató al Madrid
El día que mató al Madrid
Leopardo Rey
Leopardo Rey
King Ragnar
King Ragnar

“Los productos Eterna brindan calidad superior tanto en el proceso como en la terminación”.

Tengo 47 años, vivo en Bahía Blanca. Siempre me gustó dibujar y pintar, aunque no tengo formación artística. Comencé con las pinturas en cuadros hace 7 años, con un aerógrafo genérico. Miraba videos para aprender a usarlo y pintar cada vez mejor.

Me encanta pintar caricaturas de personajes de la música, incluso me han pedido retratos.

En cuanto a la inspiración, tengo días en que la obra fluye y otros en que no avanza. Generalmente, busco tranquilidad y silencio para pintar.

“Me gustaría probar hacer murales o pintar sobre bastidor de tela”.

Más recursos para perderle el miedo al bastidor